Despertares

Ayer desperté en la cama en la que me encontraba, miré el reloj, eran las 12:12.

 

Hoy he despertado en otra cama distinta, he mirado el reloj, las 11:11.

 

Sigo “viviendo” inmerso en el “sueño eterno”.

Anuncios